Brasil: El transporte de viajeros a través de Apps se regulariza

EtrasaLatam: brasil el transporte de viajeros a traves de apps se regulariza

Estas empresas deberán designar parte de sus ingresos al Ayuntamiento de Río

 

Un decreto publicado por la Alcaldía de Río de Janeiro regula el uso de aplicaciones de transporte de pasajeros de empresas como Uber, 99 y Cabify; a través de él se les ha impuesto un listado de exigencias para que puedan brindar su servicio.

 

Aquellas compañías que operen a través de esas Apps móviles están obligadas a designar un porcentaje de sus ingresos al Ayuntamiento de Río. El consistorio espera obtener una recaudación de aproximadamente 20 millones de reales (unos $6 millones) anuales.

 

Asimismo, según publica el Diario Oficial, las compañías deberán hacer entrega al Ayuntamiento carioca de un registro de todos sus conductores y del modelo de los vehículos utilizados para esta actividad. Además, uno de los requisitos exigidos a los conductores es no tener antecedentes penales y cursar una formación específica impartida por una institución homologada por la Secretaría Municipal de Transportes de Río.

 

Según indicó la compañía Uber en un comunicado, el decreto expone unas “reglas claras” para realizar transporte individual privado en la ciudad y también “repudia limitaciones artificiales, como el uso de placas específicas para este tipo de servicio”. Sin embargo, se muestra alarmada porque con esta nueva normativa aún falta que se definan algunos puntos, remarcando el hecho que es “fundamental que los detalles futuros nos abran espacio para la introducción de burocracias que perjudiquen la actividad de los conductores asociados”.

 

Las empresas que realizan transporte de pasajeros a través de aplicaciones disponen de un plazo de seis meses para aclimatarse a las nuevas demandas, que están enmarcadas dentro de una ley federal sancionada en marzo pasado por el presidente brasileño, Michel Temer, que normaliza estos servicios de transporte a través del teléfono móvil. El Congreso aprobó el texto un mes antes, tras cerca de dos años de polémicas en medio de las quejas de conductores de las Apps y de de los mismos taxistas.

 

Fuente: laesrella.com