Argentina prueba bitrenes en sus carreteras

TravesiaLatam-argentina prueba bitrenes en sus carreteras

Los vehículos entre 22,40 y 25,50 metros circularán únicamente por aquellos corredores que hayan sido habilitados por Vialidad Nacional

 

Con la nueva normativa aprobada en el Decreto 27/2018 se capacita por primera vez la circulación de bitrenes con la intención de conseguir la reducción de los costes logísticos, incrementar la producción y continuar generando trabajo en el sector del transporte.

 

Ante este entorno, el pasado 11 de enero un bitren forestal de 25,5 metros de largo salió al mediodía de la planta Zárate (Arauco Argentina) sin ningún tipo de carga, con dirección al Establecimiento Las Marías, ubicado en Corrientes, y volvió el sábado, a través de la RN 14 escoltado para comprobar las condiciones de seguridad del corredor.

 

Javier Iguacel, administrador general de Vialidad Nacional, de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que acompaña al camión durante todo su trayecto, estuvo en el comienzo de la prueba junto con algunos funcionarios de la Dirección de Transporte Automotor de Cargas del Ministerio de Transporte.

 

La admisión de bitrenes para el transporte cuenta con un gran potencial para reducir costes, entre un 25 y un 35%, además de poder incrementar la carga entre un 30 y un 60% por camión.

 

A partir de la actualización del Decreto 27/2018, podrá añadirse capacidad de carga (está permitida la presencia de camiones con mayor tonelaje) y se autorizará la circulación de bitrenes en corredores concretos que consoliden la seguridad vial. Asimismo, la altura máxima que era de hasta 4,10 metros pasa a 4,30, la misma para todo el Mercosur (Mercado Común del Sur).

 

Uno de los objetivos por los que el Ministerio de Transporte ha actualizado esta normativa es ampliar la capacidad de los vehículos de transporte de carga entre jurisdicciones y optimizar las condiciones demandadas para su circulación, cuyo resultado será una mejora de la productividad nacional, en los costes del transporte y en las condiciones de mayor seguridad, sin que la vida útil de la infraestructura vial se vea afectada.

 

En el código se establece que las rutas argentinas únicamente pueden acoger camiones de hasta 45 toneladas de carga, y camiones con acoplado de hasta 18,5 metros. En algunas ocasiones podían circular los de 20,5 metros, a pesar de tener que respetar el límite de 45 toneladas. Aquellos camiones que miden hasta 22,40 metros (los que realizan traslado de vehículos y carretones agrícolas) también podían circular únicamente con permiso. Entre las excepciones extrañas con medidas especiales están los camiones que transportan molinos eólicos.

 

Con la nueva normativa está permitida la libre circulación de los bitrenes, no permitidos hasta el momento, excepto en la provincia de San Luis, de hasta 20,50 metros, con un peso permitido total de hasta 60 toneladas.

 

Aquellos bitrenes que estén entre los 22,40 y los 25,50 metros circularán únicamente por corredores habilitados por Vialidad Nacional. Los que superen estas medidas, además de transitar por corredores, tendrán que gestionar un permiso. Su peso podrá ser de hasta 75 toneladas, como máximo, lo que supone 51 toneladas de carga útil.

 

En relación a la seguridad, un bitren es mejor que un simple camión porque dispone de una tecnología mejor:

  • Mejores sistemas de freno (ABS y ABS) para frenar en cualquier tipo de pavimento y relieve.
  • Sistemas de estabilidad electrónicos: ante una situación complicada, como la baja adherencia del neumático al asfalto o ante la posibilidad de volcar, estos sistemas permiten disminuir la potencia y frenar con precisión sin necesidad de realizar tantas maniobras.
  • Mejor relación potencia-peso para permitir el mantenimiento de la velocidad constante con independencia del relieve del camino. En una pendiente, en la que los camiones comunes acostumbran a perder velocidad, los bitrenes pueden mantenerla y evitar velocidades diferentes a los vehículos que lo rodean, situación causante de muchos accidentes.
  • Control de velocidad de fábrica: los bitrenes tienen limitada su velocidad de fábrica, con una velocidad de circulación de hasta 80 km/h.
  • Mejor suspensión neumática que supone menor daño a la vía y mejor adherencia.
  • Vehículos monitorizados por GPS.

Asimismo, los conductores de estos vehículos deberán contar con 5 años de experiencia en la actividad y además tendrán que realizar una formación específica en bitrenes.

 

En la provincia de San Luis, hace 5 o 6 años que circulan bitrenes con buenos resultados porque la mayor parte de sus rutas son autopistas y el resto son rutas de bajo tráfico. Brasil permite el uso de estos camiones en las rutas, mientras que en Argentina, a diferencia de Brasil, no diferenciará entre la circulación diurna y nocturna para poder transitar.

 

Con la nueva reglamentación, las definiciones, denominaciones y clasificaciones de vehículos según acuerdos internacionales estarán unificadas porque todos los actores utilizarán idénticas definiciones a nivel mundial.

 

Con la nueva actualización se permite incorporar camiones con acoplados de mayor porte más grande que los camiones actuales, pero sin llegar a ser bitrenes. Hay que recordar que, a día de hoy, únicamente pueden transportarse hasta 45 toneladas.

 

Dentro de los 18,50 metros reglamentarios puede incrementarse tonelaje (sumando ejes en acoplado, por ejemplo), elevando el límite hasta 55 toneladas, pero manteniendo la distribución de peso por eje de la misma forma que ahora. En la misma longitud, distribuyendo el peso para que no deteriore la calzada.

 

Además, estos camiones deberán contar con frenos ABS, EBS y RSS. Con esta medida podría incrementarse la productividad entre un 15 y un 20% y ofrece a los transportistas una alternativa intermedia entre lo actual y el bitren.

 

Fuente: printfriendly.com